Altaïr
Altaïr Magazine
Libreria
Distribuidora
Orixà Viajes
 
ALTAÏR MAGAZINE  ·  COLECCIÓN HETERODOXOS  ·  REVISTA ALTAÏR  ·  LIBROS ILUSTRADOS  ·  RYUICHI SAKAMOTO
Magazine  ·  Monográficos  ·  Números Especiales
 
REVISTA ALTAÏR  .  MONOGRÁFICOS  .
 
 
TÍBET
Vivir en el techo del mundo
Revista ALTAÏR - Nº 57 - Segunda Época
Enero
2009
170 páginas


SUMARIO

EMBARQUES
GRANDES MONASTERIOS DEL CENTRO DEL PAÍS
Amnye Machen

INTRODUCCIÓN
QUE TERRITORIOS FORMAN EL TÍBET
El tamaño y la diversidad del país no impiden la existencia de una identidad común.
Josep Lluís Alay 

LHASA
DOS UNIVERSOS CONTRAPUESTOS EN LA CAPITAL
La política demográfica china diluye la esencia tibetana.
Toni Arbonés

PEREGRINACIONES
LA CIRCUNVALACIÓN DEL MONTE KAILASH
Cuatro grandes religiones consideran sagrada esta montaña.
Sergi Ramis

DERGE
UNA IMPRENTA CON HISTORIA
Sus talleres y maestros han xilografiado los principales textos budistas.
Rémi Bénali y Josep Lluís Alay

PAÍS DE KHAM
HOGAR DE JINETES INCONQUISTABLES
Colosales montañas y fértiles valles adornan las tierras de un pueblo mítico.
Heather Robinson

SHANGSHUNG
EL BASTIÓN DE UNA FE MILENARIA
El oeste del Tíbet fue la cuna del culto bon.
Franck Charton y Josep Lluís Alay

POLÍTICA
SESENTA AÑOS DE OCUPACIÓN CHINA
Represión, propaganda y política migratoria son las tres armas de Beijing.
Zigor Aldama

EXPLORACIÓN
POR LA GARGANTA MÁS INACCESIBLE DEL PLANETA
Hasta 1998 nadie logró cruzar el desfiladero del río Yarlung Tsangpo.
Antonio Pérezgrueso

EN BUSCA DEL MITO
FASCINADOS POR EL TÍBET
Viajeros, misioneros e himalayistas dieron forma a una leyenda universal.
Jaume Bartrolí

AMDO
TIERRA DE CULTURA Y ESPIRITUALIDAD
La región está salpicada de grandes monasterios.
Tsering Namgyal

PUEBLOS NÓMADAS
CÓMO VIVEN HOY LOS FEROCES GOLOK
Hábiles ganaderos, antaño fueron salteadores muy temidos por las caravanas.
Santiago Lazcano

GUÍA DEL TÍBET
Todo lo necesario para la preparación del viaje.
María Eugenia Casquet y Pascal Bauné

HORIZONTES CERCANOS
ANDORRA
EN EL CORAZÓN DE LOS PIRINEOS
Naturaleza, arte románico y nieve, tres razones para la visita.
Raimon Portell

CUADERNO DE VIAJES
Reportajes, noticias y sugerencias relacionadas con los viajes y con las culturas del mundo.



EDITORIAL:

NO ES NADA FÁCIL SER TIBETANO EN EL TÍBET

Por los superlativos paisajes y por su prodigiosa cultura, la exploración del Tíbet es una de las experiencias más fascinantes que puede vivir un viajero. Con una altitud media de casi cinco mil metros, el país tiene su cúspide en la cima del Chomolangma (Everest). Lo surcan ríos que, en sus cursos medio y bajo, adoptan nombres que hacen soñar: Brahmaputra, Yangtsé, Indo, Amarillo, Mekong... Es una tierra de lamas y grandes monasterios, de pueblos nómadas y guerreros, donde se cultiva una sabiduría inaprensible para la lógica moderna. Fruto de todo ello, el descubrimiento del Tíbet conmueve al visitante. Por desgracia, no es una coyuntura fácil: las autoridades restringen el acceso a los viajeros independientes, propiciando solo la entrada de grupos organizados. El esfuerzo, en cualquier caso, merece la pena. Además, las dificultades cotidianas de los tibetanos son mucho más importantes.

Desde que China ocupó el país, hace ya sesenta años, no solo ha reprimido las reivindicaciones de soberanía, sino también cualquier manifestación de la identidad local. Persigue la espiritualidad para reducirla al ámbito folclórico. Levanta cercas en el territorio y confina a los nómadas en enclaves remotos. Y hasta niega el idioma, cambiando los nombres de pueblos, montes o ríos. No es fácil ser tibetano en el Tíbet. China, es verdad, ha construido carreteras, escuelas, hospitales, pero no se ha granjeado el aprecio de la población local. Además, ha hecho del Tíbet una válvula de escape para su gente: centenares de miles de chinos llegan cada año con su cultura, sus costumbres y el anhelo de una vida mejor a cuestas. Son el “disolvente” en que las autoridades pretenden desleír a un pueblo tibetano que ya es minoría en Lhasa.

A lo largo de este monográfico, viajamos por el Tíbet histórico. Peregrinamos en torno al monte Kailash, recorremos los pastizales de pueblos legendarios, como los golok o los khampa, visitamos monasterios, nos adentramos en el ignoto y despoblado confín occidental, exploramos desfiladeros y visitamos la capital, Lhasa.

Para no extraviarnos en este recorrido apasionante, disfrutamos de una ayuda inestimable: la de Josep Lluís Alay, director del Observatorio del Tíbet y Asia Central. Sus grandes conocimientos sobre el país y su cultura han permitido dar forma a un monográfico que pretende estar, como el mismo Tíbet, a la altura de los sueños.
 
Comprar
 
 
 
ALTAÏR EDITORIAL Quien somos | Contacto | Aviso Legal