Altaïr
Altaïr Magazine
Libreria
Distribuidora
Orixà Viajes
 
ALTAÏR MAGAZINE  ·  COLECCIÓN HETERODOXOS  ·  REVISTA ALTAÏR  ·  LIBROS ILUSTRADOS  ·  RYUICHI SAKAMOTO
Magazine  ·  Monográficos  ·  Números Especiales
 
REVISTA ALTAÏR  .  MONOGRÁFICOS  .
 
 
SÁHARA
Un mundo que cambia

Revista ALTAÏR - Nº 51 - Segunda Época
Enero
2008
162 páginas


SUMARIO

EMBARQUES
JULIO CARO BAROJA | MÚSICA | CEMENTERIO DE BARCOS
Redacción

INTRODUCCIÓN
UNA CIVILIZACIÓN EN LA ENCRUCIJADA
Las innovaciones resquebrajan un mundo que parecía eterno.
Josep Maria Bernadas 

EL TIEMPO DE LAS CARAVANAS
LA GRAN TRAVESÍA DEL COMERCIO Y LAS CREENCIAS
Cargadas de mercancías, llevaron prosperidad a las ciudades del desierto.
Antonio Cordero

NATURALEZA
CÓMO SE ADAPTAN LOS SERES VIVOS A UN MEDIO AVARO
Las distintas estrategias de supervivencia de animales y plantas.
Manuel Julivert

MOROS, TUBÚS Y TUAREG
ARTESANÍA DE LOS NÓMADAS SAHARIANOS
Condicionados por la vida ambulante, su concepción del ajuar es utilitaria.
Susana García López

TUAREG
ENTRE EL MITO Y LAS SOMBRAS
La conservación de su identidad se basa hoy en la resistencia cultural.
Josep Maria Bernadas

AKAKUS
UN ESCENARIO COLOSAL, CINCELADO POR EL VIENTO
Guarda pinturas rupestres bajo piedras de formas caprichosas.
Pilar Rubio Remiro

CONFLICTOS ARMADOS
LAS PRINCIPALES DISPUTAS QUE AZOTAN LA REGIÓN
Fronteras mal trazadas y la pugna por los recursos naturales propician la discordia.
Antoni Castel

OASIS
SIWA, EL VERGEL DONDE UN DIOS HIZO OÍR SU VOZ
Acogió al oráculo de Amón y es una isla de fertilidad en el oeste de Egipto.
Jordi Esteva

DESCUBRIMIENTOS
BREVE HISTORIA DE LA EXPLORACIÓN SAHARIANA
Numerosos occidentales perecieron en su intento de desvelar los secretos del desierto.
Redacción

TASSILI N'AJJER
EL MAYOR MUSEO DE ARTE RUPESTRE AL AIRE LIBRE
Concentra quince mil grabados y pinturas en sus abrigos y cuevas.
Ramón Viñas Vallverdú

CIUDADES DEL M'ZAB
LA ARQUITECTURA DE LOS IBADITAS
Hace mil años, crearon una pentápolis en medio de la nada.
Raimon Portell

GUÍA DEL SÁHARA
Qué debe saberse para preparar el viaje a fondo.
Elena Río, José Luis Parra y Pascal Bauné

CUADERNO DE VIAJES
Reportajes, noticias y sugerencias relacionadas con los viajes y con las culturas del mundo



EDITORIAL:

EL TRIUNFO DEL INGENIO SOBRE LA DESOLACIÓN

Con nueve millones de kilómetros cuadrados de superficie, el Sáhara es casi tan grande como Europa. De oeste a este, se extiende desde el océano Atlántico hasta el mar Rojo; y de norte a sur, abarca de la costa mediterránea y el Atlas hasta el Sahel, en una frontera no definida por la orografía, sino por la mayor presencia de lluvias y una incipiente sabana. En medio, una nada solo aparente. Y es que, pese a la sequedad, a las temperaturas extremas y a sus suelos yermos, el Sáhara es un espacio habitado —también por el ser humano— desde tiempos muy antiguos. Lo demuestran los vestigios prehistóricos en el Tassili n’Ajjer argelino, el Akakus libio y en otros muchos lugares de la región. Pastores y cazadores protagonizan pinturas y grabados, junto a una fauna más propia de climas húmedos. Su presencia sugiere que nuestro planeta ya sufrió un cambio climático de efectos cataclísmicos en un pasado aún reciente.

Con la radicalización de las condiciones ambientales, los grandes rumiantes abandonaron la zona, pero no el hombre, forzado a agudizar su ingenio para sobrevivir. Donde había agua, cultivó, irrigó e incluso levantó ciudades, como en el M’Zab (Argelia) o en Siwa (Egipto). Cuando el agua era insuficiente, incierta, fue en pos de ella con sus rebaños, como hicieron los tuareg. E incluso fue capaz de convertir la desolación en prosperidad, creando una civilización agropastoral que posibilitó el intercambio entre los mercados del norte y del África subsahariana. Durante siglos, larguísimas caravanas de dromedarios cruzaron el desierto cargadas de ideas y mercancías. A su estela, fluyeron saberes y germinaron creencias.

Parte de ese mundo ha sucumbido a la modernidad. Las antiguas identidades fueron atropelladas por unos Estados que no siempre responden a los sentimientos y las necesidades de las poblaciones saharianas. Jerarquías y sistemas de valores que parecieron eternos, se resquebrajan. Las referencias se difuminan, sumiendo al individuo en la perplejidad, cuando no en la inanición. La irrupción de intereses foráneos, codiciosos de recursos naturales, aumenta aún más las tensiones internas.

Eterno, inmenso, de una belleza sobrecogedora, cuajado de mitos, historia y romanticismo; este es el Sáhara que espera al viajero.
Pero también un mundo en plena crisis,
que busca respuestas propias ante desafíos, a menudo, universales.
 
Comprar
 
 
 
ALTAÏR EDITORIAL Quien somos | Contacto | Aviso Legal