Altaïr
Altaïr Magazine
Libreria
Distribuidora
Orixà Viajes
 
ALTAÏR MAGAZINE  ·  COLECCIÓN HETERODOXOS  ·  REVISTA ALTAÏR  ·  LIBROS ILUSTRADOS  ·  RYUICHI SAKAMOTO
Novedades  ·  Títulos de la Colección  ·  Autores  ·  Notas de Prensa
 
COLECCIÓN HETERODOXOS  TÍTULOS DE LA COLECCIÓN  .
 
CRÓNICA HEDONISTA Y REFINADA DE LOS AÑOS TREINTA EN LA CIUDAD
John Blofeld

Traducción de Miguel Portillo


En 1934, con veintidós años, John Blofeld llegó a Pekín. La ciudad había dejado de ser la capital de China y todos sabían que pronto caería en manos de los japoneses. Sin embargo, todavía era patente su antiguo esplendor imperial. Pekín contaba con ambientes de increíble belleza que sedujeron al joven escritor. John Blofeld disfrutó de sus incontables encantos sensuales, de banquetes con decenas de platos, de paseos por parques de geometría exacta, del exquisito protocolo de las muchachas de las “casas de las flores”. También conoció a intelectuales, eruditos de refinados conocimientos musicales y literarios, y profundizó en la vertiente espiritual de la vida china. Todo aparece en este libro, una crónica sincera de una ciudad que sería barrida por la historia.
 
Visión apasionada del
Pekín imperial
de los años treinta

Introducción al budismo y taoísmo
de la mano
de un erudito

Cultura, Gastronomía,
vida cotidiana de la China tradicional
Ficha técnica
Leer un fragmento
Notas de prensa  
Otras obras del autor  
Comprar
     
 
  JOHN BLOFELD (Londres, 1913 - Bangkok, 1987) estudió en la Universidad de Cambridge, pero no llegó a licenciarse. u interés por el budismo lo llevó a China, donde residió entre 1933 y 1937. Visitó a lamas mongoles, maestros chan (zen) y sabios taoístas antes de llegar a Pekín. Él mismo califica sus tres años en la ciudad como “exquisitamente felices”. Ante la inminente ocupación japonesa, regresó a Inglaterra. Durante la Segunda Guerra Mundial, sirvió en el ejército británico y como agregado cultural en la Embajada británica en la retaguardia nacionalista china. Al terminar la guerra, regresó a Pekín, para dejarla definitivamente con la llegada del Ejército Rojo. Erudito de prestigio, enseñó en Hong Kong y Bangkok, donde residió hasta su muerte.
 
 
ALTAÏR EDITORIAL Quien somos | Contacto | Aviso Legal